hola

Secar la ropa al sol: Cómo evitar que la ropa pierda su color

SECAR LA ROPA AL SOL, ¿SÍ O NO? 

Las altas temperaturas de esta época y el regalo del sol prácticamente a diario nos invita a secar la ropa al aire libre 

Aprovechar las condiciones atmosféricas es una ayuda para el ecosistema y, al mismo tiempo, los rayos solares nos proporcionan muchos beneficios.  

Pero es que además, secar la ropa al sol es ecológico y causa cero efectos negativos en la piel. 

Más beneficios de tender la ropa al sol:  

  • es un blanqueante natural 
  • resulta rentable para la economía familiar  
  • ayuda a eliminar bacterias adheridas en los tejidos 
  • los rayos solares tienen propiedades que contribuyen a la desinfección de la ropa 

Otra de las ventajas que obtienes con esta práctica es olvidarte de que las prendas disminuyan de tamaño. Algo que sí puede ocurrir utilizando la secadora.  

Sin embargo, se deben tomar precauciones para evitar que al tender la colada al sol se produzcan daños irreversibles en las prendas. 

¿Cuáles son los principales efectos adversos de disponer la ropa en tendederos al sol? 

  • Pérdida de color 
  • Reducción de la elasticidad del tejido y/o materiales 
  • Perjuicio de algunos tejidos  

¿Cómo tender la ropa al sol? 

Aunque importantes, son pocas las precauciones que debes tener en cuenta para que tus prendas se beneficien del calor del sol sin que sus rayos las perjudiquen. 

Pero antes de hablar de cómo tender la ropa al sol, hablemos del proceso justo anterior: escurrir el agua acumulada en la prenda. 

Para todas ellas, blancas o de color, lo mejor es dejar que escurran bien, ya sea en la lavadora o en el lavadero.  

Después del centrifugado deja que la colada repose un par de minutos. Si el lavado es a mano y te cuesta escurrir, envuelve la prenda en una toalla para que absorba el exceso de agua.  

Colocar la prenda de forma adecuada, en el lugar idóneo y el tiempo necesario, son algunas de las recomendaciones que más destacaremos a continuación. Y variarán dependiendo del color de la ropa.  

 

Ropa blanca 

Estas prendas son las que más se benefician cuando se tiende al sol. Recuperan su esplendor, ese brillo natural que hace resaltar tu bronceado en verano.  

Algunas manchas desaparecen durante el secado, especialmente si la prenda que se lava tiene esas desagradables manchas amarillas de ropa guardada. Además de utilizar un detergente blanqueador, secarla al sol será un plus. 

Una de las precauciones a la hora de tender es colocarla lo más estirada posible. De esta forma, el sol penetra en las fibras y el resultado es más evidente.  

Para la ropa de cama o manteles tender al sol es una manera natural de secado, con 30’ es suficiente y conservará mucho más el aroma fresco de aire libre que se ha impregnado en las telas. 

 

Ropa de color 

Procura siempre tender la prenda del revés, de este modo evitarás que pierda color o quede alguna marca por efecto directo del sol. 

Lo más apropiado con este tipo de ropa es favorecer su secado por la temperatura solar, pero sin que los rayos incidan directamente en la ropa.  

Algún tipo de tejido puede perder algo de color, especialmente si es de color vivo. Y aunque tiendas del revés, en estos casos recomendamos secar al aire libre, pero siempre a la sombra.  

Otra sugerencia es tender al anochecer. ¿Quieres una buena fórmula? Lavar en un ciclo corto durante la cena con un detergente apropiado y antes de acostarte tender para beneficiarte de la brisa y la temperatura. 

Cómo evitar perjuicios en la ropa al tenderla al aire libre 

Además de las indicaciones que ya hemos mencionado, la respuesta a esta pregunta reside en nosotros mismos y en nuestro propio cuidado de la ropa, ya sea blanca o de color.  

En gran medida, los descuidos, las prisas o el desconocimiento son las causas responsables de los desperfectos sufridos al tender la ropa al sol. 

Estos consejos resultan de gran utilidad a la hora de tender al aire libre. 

  • La prenda debe estar húmeda antes de tenderla, pero sin que pierda agua o su propio peso hará que se deforme. 

 

  • Procura que puños, dobladillos e interior de bolsillos queden desplegados. De no hacerlo corres el riesgo de que no se sequen bien y guarden malos olores. 

 

  • Sacude un poco la prenda para que tome su forma natural sin exceso de arrugas. Lo agradecerás durante el planchado e incluso puede que te ahorres esa tarea. 

 

  • Al tender camisetas, camisas o blusas coloca las pinzas bajo las axilas, nunca sobre los hombros o quedarán marcas que deforman las prendas. También puedes dejarlas secar colocándolas en perchas. 

 

  • Al tender pantalones aprovecha los pliegues de las ingles para colocar las pinzas.  

 

  • No recojas la ropa antes de tiempo. Asegúrate de que cada prenda está seca o no conseguirás eliminar el olor de humedad al guardarla. 

 

En general el sol y la ropa mantienen una buena simbiosis, ¿Conoces otros beneficios del sol sobre los tejidos? Cuéntanos en los comentarios.  

Compartir

Port Relacionados

Leave a comment