hola

Cómo lavar y dejar suaves tus toallas de playa (o ropa de playa y piscina en general)

CÓMO LAVAR LAS TOALLAS Y PRENDAS DE BAÑO  

Los rayos de sol nos regalan el primer calorcito de la temporada. Paseos por la orilla del mar o charlas con las amigas junto a la piscina.  

¿Tienes listo el bañador y la toalla preparada? Como cada año, quieres que las toallas y pareos sigan suaves y no pierdan su atractivo a pesar de lo mucho que las vas a usar (¡y lavar!). 

Sus tejidos soportan horas y horas de sol, montañas de arena, humedad, el efecto de la sal o el roce continuo de césped cuando estás en la piscina. 

Las toallas son las grandes sufridoras de la temporada de baño al aire libre. Van perdiendo poco a poco el color y también su tersura y suavidad. Las prendas de baño pierden elasticidad y color. 

¿Existe algún truco o procedimiento que mantenga su aspecto y tacto semejantes a como las compraste? 

¡Claro que sí! 

¿Cómo lavar las toallas de playa?  

¿Tú también eres de las que disfrutan del sol tumbada durante horas?  

Pues cuando llegues a casa sigue los siguientes consejos para preservar tus toallas más tiempo: 

  • Saca de la bolsa de playa las toallas lo antes posible y sacúdelas para eliminar los restos de arena o briznas de césped. ¿Te da pereza sacudir? Usa el aspirador 😉 

 

  • Si la playa es de arena fina, mejor dejarlas en remojo con agua fría y detergente para eliminar los granitos que se le hayan pegado, te servirá también para eliminar fungicidas de la piscina. 

 

  • Escúrrela bien y revisa si tiene alguna mancha de bronceado. En ese caso aplica un producto quitamanchas para ropa de color.   

 

  • La mayoría de las toallas suelen ser de algodón, podrás lavarlas en la lavadora con un ciclo corto a 30º. Usar un detergente de uso diario que cuide las prendas es una buena opción para un uso continuo como el que le vas a dar. Además, la purificará y le eliminará los malos olores. 

 

  • Para secarla, ya sabes, siempre del revés para que no le dé el sol directamente y desgaste sus colores. 

 

 

Toallas nuevas 

¿Estrenas toalla?  

Haz un lavado corto antes de usarla. Sin suavizante, mejor siempre utilizar un detergente líqido con la fragancia que más te guste.    

Te aconsejamos que la laves por primera vez en solitario, sin mezclarla con el resto de la ropa. Servirá para prevenir la transferencia de colores y eliminar la pelusa.  

Recuerda que no es necesario lavar la toalla después de cada uso, basta con que lo hagas cada tres veces.  

¿Por qué se recomienda no usar suavizante al lavar las toallas? 

Para conservar la suavidad y esplendor de las toallas de playa, lo mejor es lavarlas con la dosis mínima de detergente que recomiende el fabricante. 

Lo más importante, sin embargo, es no mezclar con ningún suavizante. Los dos productos pueden dejar un residuo ceroso en la tela que reduce la absorbencia y la suavidad. 

Si quieres que tus toallas desprendan un olor fresco y agradable, utiliza un detergente líquido con fragancia.  

 

Ropa de playa y piscina 

¿Bañadores y bikinis? Lo mejor es ¡SIEMPRE! poner en remojo con agua fría los trajes de baño al regresar a casa.  

Aunque no veas ninguna mancha, el sudor, la sal o el cloro habrán dejado restos entre sus fibras. Si los aclaras con agua y los dejas secar completamente antes de guardarlos quedarán impecables.  

Los playeros, pareos o ropa de playa y piscina en general pueden lavarse en la lavadora según su composición, como haces habitualmente. 

 

¿Algún truco para el lavado de ropa de baño? 

Aunque laves cada día a mano tus prendas de baño, conviene que pasen por la lavadora, al menos una vez por semana o de vez en cuando si no lo usas a diario. 

¡Color y elasticidad! Recuerda que eso es lo más importante. Mejor meterlo en una bolsa de algodón, ¿no tienes? pues usa una funda de almohada y ¡listo!  

Con el mismo cariño que le pones a la ropa más especial, lávalos con un programa para prendas delicadas y un detergente también para ese tipo de ropa, cuidará los tejidos y también tu piel.  

Cuéntanos en comentarios cómo sueles conservar tus toallas y bañadores para que estén impecables al año siguiente.  

 

Compartir

Port Relacionados

Leave a comment