Trucos de limpieza de nuestr@s lavanderos

¿Nos estabas esperando? Pues hoy no seremos nosotros los que demos consejos sobre limpieza. Hoy queríamos daros las gracias, a ti y a todos nuestr@s lavander@s, por todos los aportes y comentarios que habéis hecho a la comunidad lavandera en este tiempo. Y no se nos ocurre una mejor forma de hacerlo que recopilando los mejores consejos* y trucos de limpieza que habéis ido enviando a nuestro Facebook a lo largo de este tiempo y que nos han encantado. ¡Atent@ porque son todos geniales!



Comenzaremos este compendio de consejos con diferentes tipos de manchas (amarillas, sangre, Grasa, vino, etcétera) proponiendo una forma eficaz de eliminarlas. Importante: después de cada truco también es necesario que la ropa pase por la lavadora.

Comenzaremos en primer lugar con las manchas amarillas, esas que pueden hacer que nuestra ropa (desde camisetas hasta nórdicos, pasando por batas) blanca acabe por no serlo. Nuestr@s usuari@s nos han enseñado a hacerlas desaparecer de varias maneras; podemos recurrir bien al perborato, aplicándolo en la mancha con agua caliente, bien al bicarbonato y al vinagre también con agua a alta temperatura (unos 30º-40ºC).

Otro tipo de material tedioso de quitar con el que nos solemos manchar es la tinta del bolígrafo o rotulador. Cuando trabajamos en una oficina, vamos a la universidad o al colegio o, simplemente, escribimos la lista de la compra, podemos mancharnos si el bolígrafo explota (que no es tan raro). Si no queremos parecer un calamar, tenemos varias opciones para deshacernos de ellas, aunque una de ellas es la más usada por l@s lavander@s: leche. Sí, has oído bien. La leche, gracias a la grasa y los minerales que posee, ablanda y remueve la grasa de la tinta. Sólo es necesario dejar la prenda en cuestión bañada en un barreño con leche tibia o caliente un ratito, y listo. En último término también podemos frotarlas con alcohol. Eso sí; después de limpiar la mancha, tenemos que meter la ropa en la lavadora con detergente.

Continuando con los clásicos, la suciedad de grasa también es frecuente (podemos mancharnos cocinando, comiendo, bebiendo, en el coche…) y difícil de eliminar. En este caso, los consejos que nos han ido enviando los/as usuarios/as nos dicen que la mejor forma de lavar estas manchas es aplicando polvos de talco en la zona cero y dejar durante unas horas que absorban la grasa. Si quieres ir más allá, cepíllala con agua y detergente y, una vez seca, sumerge la prenda en una mezcla de vinagre con agua, y déjala en remojo toda la noche. Otra forma de limpiar la mancha es usando bicarbonato, haciendo una pasta con agua que depositaremos sobre la mancha.

Siguiente truco: cuando sufrimos un pequeño accidente, nos lesionamos, o incluso cuando sangramos por la nariz, es bastante probable que alguna de las prendas de ropa que llevamos encima acabe manchada de sangre, aunque sean una o dos gotas. Al igual que pasa con todo tipo de manchas, cuanto más tiempo esté la sangre en la tela, más dificultoso será quitarla, por lo que cuanto antes la lavemos, mejor. El método preferido por l@s lavander@s para que la ropa vuelva a su color natural es, de forma abrumadora, echar agua oxigenada en el lugar salpicado por la sangre y dejar en un barreño durante un par de horas. Además, al usar agua oxigenada, podemos limpiar nuestra ropa aunque la mancha esté seca.

Pasaremos ahora a las manchas de vino tinto, especialmente un riesgo cuando usamos una prenda blanca. ¡No te preocupes! Aquí te dejamos algunas de las mejores formas de acabar con estas manchas que nos han hecho llegar las y los lavanderos:

  • Agua oxigenada, bicarbonato y limón.
  • Agua, detergente, leche y vinagre.
  • Zumo de limón y sal.
  • Enjuagar y frotar con vinagre.

Y, finalmente, llegamos a un marrón de mancha: el chocolate, especialmente frecuente en niños, que además suelen recurrir a cualquier cosa que se encuentran a su paso para deshacerse del chocolate. Al ser especialmente grasiento, los detergentes no actúan con la debida eficacia contra este tipo de suciedad, pero nuestr@s usuari@s han encontrado una alternativa: el jabón de manos, ya sea de losa o de bote, acaba rápidamente con el chocolate de nuestras prendas de ropa.

Y ahora, dinos: ¿tú también has usado alguno de estos trucos? ¿Te han funcionado tan bien como a nuestr@s lavander@s? ¿Tienes nuevos trucos para nosotros? ¡Queremos escucharte! 😊

*Sabemos que faltan muchos trucos, pero sois much@s los que participáis diariamente y nos escribís y no podemos recogerlos todos a la vez. Pero no os preocupéis si no os veis representad@s: próximamente haremos más. Sabéis que os leemos siempre y queremos seguir haciéndolo. ¡Gracias! 😊

Compartir

Port Relacionados

Leave a comment