¡Pon a punto tu ropa de invierno!

Definitivamente ¡el invierno ya está aquí!… Y con él, te lanzamos la pregunta del millón ¿Has hecho ya el cambio de armario? Ha llegado la hora de sacarle polvo a esos jerséis gigantes y calentitos que tanto nos gustan, a las bufandas, los gorros, los guantes y los nórdicos …

 

Pero antes… entérate de los mejores trucos para cuidar, mantener y lavar tu ropa de invierno para salir de casa bien abrigado.

Empecemos por un clásico del invierno: la lana. Este material es muy delicado y necesita un cuidado específico:

  • Enrolla en tu mano un poco de cinta adherente de embalar y presiona por toda la prenda para deshacerte de la suciedad más superficial y pelusas.
  • Pon la prenda en la lavadora, con el detergente Sensitive de La Antigua lavandera a 30o máximo y con un programa de lavado específico para este tejido.
  • Atención: Es importante que no utilices suavizante porque puede deteriorar la prenda.

El cachemir también puede ser un gran aliado para tu invierno, su suavidad y lo mucho que calienta son las características que lo convierten en uno de nuestros tejidos favoritos para esta época del año. ¿La mejor forma de mantenerlo siempre tan suave? ¡Lavarlo a mano!

  • Mezcla 50ml de detergente Sensitive líquido con 10L de agua en un cubo y después añade la prenda de cachemir. Déjala en remojo unos 10-15 min para que el producto penetre y ablande las manchas y para acabar, frota muy suavemente los últimos restos si es necesario

Las chaquetas de otoño no te protegen del frío tanto como un abrigo de plumas, es como llevar puesto el edredón de tu cama ¿Verdad? Si te gusta tanto como a nosotros debes conocer el truco de las pelotas de tenis. ¡Tranquil@ no tendrás que hacer deporte!

  • Introduce en la lavadora, junto a tu abrigo de plumas, un par de pelotas de tenis. Estas golpean el abrigo e impiden que se hagan pliegues, arrugas y que se restrinja la prenda.
  • Cuando pongas el programa de la lavadora recuerda que la temperatura debe rondar los 30o, y nunca superar los 40o. Utiliza tu detergente habitual de La Lavandera y evita el suavizante para que tu abrigo quede perfecto.

 

 

Otro dilema en invierno es cómo secar más rápido nuestra ropa una vez lavada. ¡Para esto también tenemos una solución!

  • Introduce en la lavadora, junto a la ropa mojada, una toalla grande. Esta absorberá la humedad y hará que se seque más rápido.
  • Recuerda también que debes tender la ropa a primera hora de la mañana. En invierno tenemos menos horas de luz y las temperaturas son más bajas, por eso debemos aprovechar esos ratos de luz y calor leve.
  • Como última opción te queda tender tus prendas mojadas dentro de casa, dejando una ventana abierta porque, aunque parezca que el frío humedece, el paso del aire favorece el secado de la ropa.

 

El invierno nos complica nuestras rutinas de lavado y secado, pero si conseguimos encontrar las prendas correctas y seguimos unos buenos consejos para su cuidado, afrontemos el invierno con mucha más calidez. ¡A por el frío!

Compartir

Port Relacionados

Leave a comment