pexels-photo-69214-large

Decora tu casa con luz natural… o como si lo fuera!

La luz marca los distintos momentos del día... y sus sensaciones, ¿por qué no hacer lo mismo en casa?
La luz marca los distintos momentos del día… y sus sensaciones, ¿por qué no hacer lo mismo en casa?

La iluminación es un aspecto que no solemos tener presente, aunque estamos rodeados de luz y la usamos a diario. En el trabajo o en casa, el gesto de encender un interruptor está tan integrado en nuestro cuerpo, que es lo primero que hacemos al entrar en una habitación, sin darnos ni cuenta de ello.

Sin embargo, son muy pocos los que saben aprovechar el potencial de la luz cuando se trata de decorar un espacio. ¡Y es una lástima! Porque con un par de nociones (que ahora os explicaremos) se puede determina la sintonía que transmite una casa, e incluso cambiarla según nuestro estado de ánimo… 😉

Antes de seguir leyendo, introduce esta pregunta en tu cabeza: “¿Qué quiero transmitir? o ¿Cómo quiero que se sienta la gente cuando entre en mi casa, o en aquél cuarto en concreto?”

***

La importancia de la luz.

Además de permitirnos ver lo que pasa a nuestro alrededor, la luz nos marca los ritmos naturales de tiempo: las horas y los días están regidos en función del movimiento del sol, y como hace el astro, nos levantamos al amanecer, llegamos a nuestro mayor punto de energía al mediodía y luego nos vamos apagando hasta llegar la noche, que nos ponemos a dormir.

Sabemos que alguien que trabaja de noche está alterando los ritmos naturales, pero lo que quizás no sabías es que aunque tengas un horario diurno, también sufres alteraciones cada vez que entras en una tienda y te encuentras con aquella luz plana de fluorescente…que está allí precisamente por eso.

Usando este tipo de luz, luminosa y plana, perdemos la noción del tiempo y nos movemos con la máxima energía, como si fuera mediodía y el sol estuviera en su punto más alto. ¿Os suena? Es el mismo método que se utiliza para engordar a las gallinas criadas de forma industrial. Dejando a un lado las críticas a este procedimiento, este es un buen ejemplo de cómo afecta la luz a nuestro comportamiento.

Porque igual que en los locales comerciales se usa la iluminación para aumentar la productividad, imitando la clara iluminación de mediodía, nosotros también podemos utilizar este conocimiento para hacer de nuestra casa un espacio mucho más acogedor…

Hay bombillas de todo tipo con iluminación azul; para saberlo, sólo hay que tener en cuenta la etiqueta.
Hay bombillas de todo tipo con iluminación azul; para saberlo, sólo hay que tener en cuenta la etiqueta. (*)

Aunque nosotros no vamos a entrar mucho en detalles, porque no somos especialistas, un primer acercamiento al maravillosos mundo de la iluminación puede ser decidiendo  su color, o lo que llaman luz visible: Caliente o fría, roja o azul; podemos escoger el tono en función de lo que queramos transmitir.

  • Las luces de temperatura más fría son mejores para trabajar, producen menos sombras e iluminan el espacio de forma homogénea. Este tipo de luz es ideal para espacios de trabajo, como oficinas, estudios o cocinas.

 

  • La luz cálida, en cambio, es perfecta para crear una atmósfera agradable, llena de matices y sombras… muy recomendable para iluminar salones y salas de estar. Aunque, la verdad, cada uno puede jugar a crear el ambiente que desee, que puede ir variando. Por eso lo mejor es tener interruptores que graduen la intensidad de la luz.

Otro consejo para mejorar la iluminación del hogar es no limitarse a la luz general. Las luces complementarias (lamparitas y flexos) te ayudarán a crear distintos ambientes en un mismo espacio.

Iluminar una habitación desde distintos puntos reparte la luz de una manera más natural. Las plantas y el color de las paredes también ayudan a crear sensaciones.
Iluminar una habitación desde distintos puntos reparte la luz de una manera más natural. Las plantas y el color de las paredes también ayudan a crear distintas sensaciones.

En definitiva, para una buena iluminación, lo más importante es TENERLA EN CUENTA: ser consciente de que el espacio cobra vida a través de cómo lo iluminamos y a partir de aquí, decidir qué nos apetece que se sienta al estar dentro.

(*)Para más información sobre la luz, una buena web sobre iluminación : http://iluminacion.org.es/luz-azul-beneficios.html

2 comentarios en “Decora tu casa con luz natural… o como si lo fuera!

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *