Cuando dejamos de ponernos perfume para empezar a ducharnos

1778-84-french-men-and-women-paris

Hasta bien llegado el siglo XVII, la gente lavaba la ropa cada 4 o 6 semanas. Como hemos visto en otros posts, era un trabajo muy duro… ¡y caro! ya que muchas veces se contrataba el servicio de lavanderas profesionales. Por eso, normalmente, se amortizaba la ropa y se usaba durante varios días.

Aunque no todo el mundo lo vivía así: Las casas más ricas tenían suficiente ropa para irse cambiando, y usaban perfume para esconder el mal olor. La gente más pobre, en cambio, contraía y contagiaba enfermedades muy fácilmente. Por eso, cuando llegó la industrialización y se pudo producir jabón en masa (S.XIX), se fomentó la higiene diaria a todos los niveles sociales, como método preventivo para guardar la salud.

Port Relacionados

Leave a comment