pexels-photo-large

Cómo limpiar la piscina

Para estos días calurosos qué mejor que un bañito en la piscina para refrescarte, pero es

imprescindible una piscina limpia y con agua celestina, para tomar un buen baño!! Para

aquellos que tienen la suerte de tener una piscina en casa, sabrán el trabajo que requiere

mantenerla en buen estado, por eso queremos compartir con vosotros el modo de

conseguirlo.

 

Una vez que tenemos la piscina vacía, lo que necesitaremos es agua fuerte, conocido en el

mercado como salfumán. Como este producto es realmente fuerte químicamente, tenemos

que tener la mayor precaución (utiliza los utensilios apropiado como mascarilla, guantes y

ropa vieja), y sobre todo hay que vigilar que los más pequeños y las mascotas no estén alrededor de la

zona cuando realicemos esta tarea.

 

Procederemos a verter el salfumán en un barreño grande, y con la ayuda de un cepillo

impregnaremos las paredes. Necesitaremos mínimo una botella de 1L, para emplear

abundante cantidad del mismo. Lo dejaremos actuar durante 5 ó 10 minutos y luego

limpiaremos las paredes con abundante agua, asegurándonos de que no quede resto de

salfumán.

 

Cuando hayamos acabado con las paredes, limpiaremos el suelo del mismo modo, así

conseguiremos eliminar toda la cal y las bacterias.

 

Para terminar, y dejar la piscina lista, limpiaremos los gresite con limpiacristales, al ser vidrio,

lograremos dejarlo con el máximo brillo.

Una vez que hemos terminado con todo, podremos llenar la piscina y la tendremos lista para

disfrutarla durante todo el verano.

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *