La Lavandera - Tejidos de verano - cuidado hogar

¡Veraniza tu casa!

Tu armario y tu forma de vestir varían de una temporada a otra, haz lo mismo con tu casa, renueva tejidos y texturas, ¡vístela de verano!

Hay veces que poner en marcha el aire acondicionado o abrir ventanas no es suficiente para que en tu casa se respire frescura y bienestar, es por ello que te proponemos varios trucos sencillos que te ayudaran a sentirte en sintonía con la temperatura y tu espacio.

La Lavandera - Tejidos de verano - cuidado hogar

  • Arroparse con frescura: Para hacer nuestro sueño más agradable podemos cambiar las sábanas habituales por otras de tejidos más frescos, como por ejemplo el satén, tejido que destaca por su textura suave y brillantes colores, o el algodón percal, fresco, resistente y duradero.
  • Con los pies en el suelo: ¡Olvídate de las alfombras! Continuar usándolas en los meses estivales no solo te dará sensación de calor, sino más trabajo al tener que mantenerlas limpias. Aprovecha la frescura que te da el contacto directo con el suelo, sea de madera, parket o cerámica.
  • De sillón a tumbona de playa: Cubre tu sillón con un fular fino de algodón y de colores claros y decóralo con cojines estilo rústico de lino. Este tipo de tejidos aparte de ser frescos, son resistentes a los continuos lavados y de fácil secado.
  • Cortinas protectoras: Para que la casa se mantenga fresca y ventilada es importante tener las ventanas abiertas, sobretodo por las mañanas y las tardes, pero bajo la protección de unas cortinas. Opta por cortinas  de colores claros y tejidos livianos, para que no capten la radiación solar.
  • Decoración veraniega: hay detalles, que si bien no generan frescura real, si lo hacen a nivel mental: decorar los ambientes con objetos de estilo marinero, o minimalista y con colores claros nos dará una percepción diferente del espacio. No es necesario que des la a vuelta tu casa, con poco lo puedes lograr.
  • Limpio y fresco: por ultimo, pero no menos importante es mantener la casa fresca mediante la limpieza: Enfría el suelo pasando el mocho con agua fría y un limpiahogar cítrico y lava a menudo la ropa de cama y baño para prevenir el olor a humedad.

Si el calor no te pilla en la playa, por lo menos que lo haga en un espacio fresco y armonioso, si tienes más consejos de cómo lograrlo, no dudes en dejarnos un comentario y compartir tu truco.

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *