la lavandera detergente olores

¡CUESTIÓN DE OLOR!

En un post anterior explicamos de qué manera erradicar el olor rancio de la ropa que, a veces por A o por B sucede y tanto molesta.

Pero… ¡eso no es todo! Hay otros olores que, en muchas ocasiones, se apoderan de nuestra ropa y cuesta mucho quitarlos. Así que, hoy, hemos decidido dejarte algunos consejos para que te despidas de fragancias desagradables:

la-lavandera-olores-detergente

  • Olor a humedad en la ropa:

Si la ropa permanece mucho tiempo mojada o no se seca del todo bien en un tiempo prudencial, puede que aparezcan en ellas las esporas del moho, que, con la humedad se desarrollan y aparece el moho. Es entonces cuando nuestra ropa comienza a oler mal. Desprenderse de las esporas de moho no se consigue sólo con un lavado tradicional. Toma nota de cómo lavar la ropa enmohecida:

  • Haz una mezcla de 100ml de vinagre blanco de manzana con dos cucharaditas de bicarbonato de sodio.
  • Disuelve la mezcla en agua y pon tu ropa en remojo durante un par de horas (removiendo cada tanto).
  • Lava tu ropa como acostumbras a hacerlo, pero en vez de usar suavizante, reemplázalo por vinagre blanco de manzana.
  • Cuelga tu ropa al sol hasta que esté totalmente seca.

  • Olor a tabaco en la ropa (método también válido para el olor a frito):

El olor a tabaco es muy fuerte, así que la mejor solución es lavar la ropa, pero… ¡con truco!

  • Primero deja airear la ropa en el tendedero por unas cuantas horas, así se eliminará gran parte del olor.
  • Luego lava tu ropa de la manera en que acostumbras a hacerlo, pero con un chorrito de amoníaco en el ciclo de aclarado.
  • Cuelga tu ropa al sol.

Además de limpiar y desinfectar, el amoníaco también cumple la función de suavizante.

Otra opción, si lo prefieres, es añadir una pequeña cantidad de vinagre blanco al ciclo de secado. Procura no mezclar la ropa con olor a tabaco con el resto de ropa, ya que podrías transferir el mal olor. Intenta no usar la secadora, ¡no hay nada como dejar secar la ropa al aire y sol!


Olor a Sudor:

El olor a sudor es uno de los más difíciles de quitar, aparte, dependiendo del tejido, puede impregnarse más en unos que en otros, convirtiendo la tarea de lavado en toda una odisea. Por ejemplo, hay estudios que demuestran que el poliéster es más propenso a alterar su olor que el algodón o las fibras naturales. Pero no te desesperes, ni pienses en deshacerte de una prenda que te gusta por esta razón, hay soluciones varias:

  • Antes de empezar el tratamiento, recomendamos que la ropa haya sido previamente lavada de manera tradicional.
  • Rebaja media taza de zumo de limón natural en media taza de agua tibia.
  • Con la ayuda de un trapito, frota la zona a tratar y deja actuar la solución por un par de horas. El limón hará que el olor se neutralice.
  • Luego lava la ropa como acostumbras a hacerlo y cuélgala al sol.
  • Otra opción es rayar un trocito de una pastilla de jabón de Marsella y mezclarla con un chorrito de amoníaco. Aplica la mezcla en la zona que la prenda presente olor, deja actuar media hora y lava la prenda.
  • Seca la prenda directamente al aire libre, ya que el calor de la secadora contribuye a fijar más el olor.
  • ¡Tenemos más! Otro truco es el uso del bicarbonato de sodio, ya que posee propiedades para eliminar y neutralizar los olores. Para ello, mézclalo con agua y aplícalo sobre la zona de la ropa que desees (normalmente axilas) y lávala. Si el olor es muy fuerte, ¡deja que actúe toda la noche! y, después lávala.

Como verás, todo olor indeseable tiene su solución, pero recuerda que siempre es mejor prevenir que curar y, para ello, te recomendamos:

  • No cargar mucho la lavadora.
  • Una vez acabado el programa de lavado, colgar la ropa lo antes posible.
  • Nunca guardar ropa ya usada porque puede transferir el olor a la ropa limpia del armario.
  • Asegurarse que la ropa no esté húmeda en el momento de guardarla.
  • Volver a lavar la ropa si ésta ha sido mojada por la lluvia en el tendedero.

Y por último, para conseguir un olor agradable y duradero en tu ropa, te recordamos que laves tus prendas con la lejía perfumada con lavanda. Puedes conseguir un buen resultado, sin usar suavizante.

Si te has visto en la obligación de recuperar tus prendas o tienes otros métodos anti olores, compártelos con nosotros.

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *