Si tu ropa merece el mejor cuidado, ¡tu piel también!

 

¿Prestas atención al tipo de detergente que usas para tu ropa? Manipular detergentes, limpiadores o productos de limpieza del hogar puede afectar a tu piel. Por eso, además de mirar cuál es el más adecuado para cada tejido, también es importante que te fijes si los productos que estás usando han sido testados dermatológicamente.

Los detergentes son una mezcla de diferentes ingredientes, cada uno de ellos con una función específica en el proceso de limpieza. Sin embargo, algunos de estos pueden ser agresivos para la piel, por eso es recomendable usar productos que no dañen tu piel.

¿Qué significa “testado dermatológicamente”?

Seguro que lo has escuchado en muchas ocasiones, pero puede que te hayas preguntado alguna vez a qué se refiere. ¡Te lo explicamos! Testado dermatológicamente significa que su eficacia y tolerancia cutánea ha sido comprobada bajo estudio y supervisión. Es decir, que ha sido probado expresamente para asegurar que no produce irritaciones o alergias. ¿Sabes cómo lo puedes comprobar? Si te fijas detenidamente en la etiqueta de cualquier detergente, encontrarás una advertencia recomendando que no se manipule directamente para así evitar el contacto directo con la piel. Si quieres cuidar de tu piel y la de tu familia (sobre todo si tienes peques en casa), una buena opción es consultar siempre las etiquetas y recomendaciones de los productos de limpieza y así poder elegir los menos agresivos para el cuidado de la piel.

Compartir

Port Relacionados

Leave a comment