Cómo limpiar las ventanas con amoníaco

pexels-photo-large (1)

¡Quién iba a decir que el amoníaco también serviría para limpiar los cristales! Ventanas, espejos, mamparas… ¡Todo lo limpia y para todo sirve! Siempre y cuando haya una buena ventilación en el cuarto… Ya que para trabajar con este producto,es importante que haya una buena corriente de aire, debido a los vapores que exhala.

Estos son los pasos a seguir para limpiar los cristales con Amoníaco de La Antigua Lavandera:

  1. Diluye en un cubo medio vaso de amoníaco por cada vaso de agua.
  2. Coge papel de periódico y mójalo un poco en la mezcla. Aunque si eres de los que hacen las cosas BIEN, puedes hacerte la vida más cómoda metiendo la mezcla en un vaporizador, y usándolo a modo de limpiacristales.
  3. Es decir, vaporiza un poco de amoníaco directamente encima del cristal, y frota bien con papel de periódico a lo largo de toda la superficie.
  4. Deja secar naturalmente ventilando el espacio con las ventanas abiertas. Si lo que limpiaste son las ventanas, lo mismo deja abierto, para eliminar el olor del amoníaco de la habitación.

Nota: Si quedan marcas de gotas en el cristal, prueba a pasar por encima una media vieja… ¡Funciona!

cristales

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos un comentario

Port Relacionados

Leave a comment