Cómo limpiar el cenicero

pexels-photo-large (1)

¿Harto de entrar en casa y notar ese olor persistente del último cigarrillo que fumó tu compi de piso? Tenemos el truco que eliminará el olor del cenicero para siempre sin que tengas que iniciar una campaña antitabaco en tu propia casa. El olor de tabaco es el más molesto que hay: se pega en la ropa y la nariz, y la experiencia de ser fumador pasivo es una de las cosas que dan más rabia.

Pero ¿Te imaginas que pudiéramos eliminar el olor del tabaco? un montón de sensaciones nuevas se abrirían a nuestra nariz, nuevos olores y un aire más limpio y respirable… Pues, ¡Puedes conseguir todo esto siguiendo este sencillo truco! :

Lo primero es, claro está, vaciar y limpiar el cenicero. Para la limpieza usaremos, directamente, algún producto desinfectante, como la lejía. Después secaremos el cenicero y lo llenaremos de bicarbonato. Y ¡ya puedes decirle adiós al olor de tabaco!

  1. Vacía el contenido del cenicero en la basura.

  2. Lava el recipiente ya vacío con agua fría y Lejía Clásica de La Antigua Lavandera.

  3. Seca y cubre la base de una capa gruesa de bicarbonato.

    El bicarbonato es un gran absorbente de la humedad y los olores, por eso es recomendable tenerlo siempre a mano. En este caso, es imprescindible : cubrir la base del cenicero con bicarbonato neutralizará totalmente el olor de tabaco, y absorberá la ceniza, haciendo que te olvides de este problema y puedas hacer de tu casa un sitio más confortable aún.

    Por cierto, ahora la ceniza es algo que simplemente tiramos al suelo y nos molesta, pero ¿Sabías que antiguamente la ceniza se utilizaba para preparar lejía?

¿Te ha servido este truco para limpiar el cenicero? ¿Tienes algún otro?

Compartir

Port Relacionados

Leave a comment